Investigadores argentinos determinan que habría vida en Marte

En 1976 la NASA envió a Marte la sonda Viking, que investigó la existencia de vida en el planeta rojo con resultados negativos. El experimento, llamado LR (Labeled Release Experiment), ha sido revisado por un grupo de científicos del Hospital Borda, encabezados por el Dr. Mario Crocco, según anuncia la agencia DIN.

El equipo del Dr. Crocco llegó a la conclusión de que los resultados de la mision Viking son consistentes con la presencia de vida microbiana en la superficie del planeta. Incluso han propuesto un nombre para el microorganismo: Gillevinia straata (en honor a Gilbert Levin y Patricia Straat, los científicos que impulsaron el proyecto Viking).

Este estudio inicia toda una polémica acerca de las conclusiones propuestas por la NASA en 1976, que aseguró en aquella época que “los rayos UV hacían imposible la existencia de vida en ese planeta” y que “la gran cantidad de oxidantes encontrados impedían la vida”. Investigaciones posteriores, sin embargo, no pudieron encontrar dichos compuestos oxidantes. Además, los científicos argentinos afirman que la NASA, en base a dichas conclusiones, dejó de esterilizar sus naves, por lo que es factible que hayan introducido contaminación biológica alterando el ecosistema marciano.

Debo reconocer que cuando leí el artículo de la agencia DIN (que me llegó al mail por parte del usuario enonius) fui muy escéptico ya que no encontré otras fuentes en habla hispana que contrastaran lo que decía DIN. Sin embargo, buscando fuentes de habla inglesa, encontre este reporte (también mencionado en el artículo de DIN) de la conferencia de Levin en Washington donde anuncia el estudio. También encontré esta nota, donde el Dr. Phil Crowley hace una crítica de este anuncio.

Incluso hay una entrada en la Wikipedia sobre el organismo putativo Gillevinia straata, donde resume un poco lo que les he contado. Se que algunos van a decir que Wikipedia no da ninguna confianza, pero creo yo que cualquier entrada en la Wikipedia es más revisada (por lo tanto suceptible de ser refutada) que el resto de las fuentes mencionadas en este post.

Habrá que esperar futuras investigaciones que apoyen a una u otra teoría. Independientemente de que Crocco tenga razón, o la NASA esté en lo correcto, esto es parte del sano ejercicio de la ciencia, donde los constantes intentos de refutar hipótesis nos van acercando cada vez más a la verdad.

Una respuesta a Investigadores argentinos determinan que habría vida en Marte

  1. P. S. dice:

    Ahora que sabemos que la superficie de Marte no es oxidante y que hay agua allí, la investigación de Mario Crocco se manifiesta el trabajo más serio en exobiología de los últimos treinta años.

    Crocco también calculó un mínimo de 90 micrones cúbicos de agua LíQUIDA por cada centímetro cúbico de hielo sucio de polvo y arena . Este se asemeja al hielo después descubierto por la misión Phoenix cerca del polo norte de Marte, este año.

    Esta cantidad (90 micrones cúbicos de agua líquida en cada centímetro cúbico de hielo sucio a 100 grados centígrados bajo cero) es un mínimo, porque Crocco consideró en sus cálculos una mezcla de 75% de hielo con 25% de granos de polvo y arena, sabiendo que esta proporción es la mínima para producir materiales que se adhieren, como los revelados observacionamente en las huellas dejadas por las ruedas u orugas de los vehículos en Marte (y ahora por los ensayos de la Phoenix). En realidad, como sabe cualquier aficionado a la albañilería, las mezclas que se hacen pastosas llevan mucho más material en polvo.

    Tomando granos con un radio promedio de 27 micrones, Crocco encontró que la interfaz grano-hielo forma una película de agua líquida de un espesor de 100 Angstrom (un centésimo de micrón) en la zona media de esta interfaz, la cual para cada volumen de un centímetro cúbico de hielo sucio compone los mencionados 90 micrones cúbicos de agua líquida. Crocco estaba familiarizado con esta clase de cálculos porque parte de su trabajo neurobiológico estudia el intersticio, similarmente estrecho, entre las células del cerebro, y el estado físico del agua (adsorbida, estructurada, ordenada) allí, a 37 ºC de temperatura.

    Todavía de mayor interés es el hecho de que el mecanismo que produce la película líquida en la interfaz hielo-grano es la acción de las fuerzas llamadas de van der Waals. Por ello la película líquida interfacial es permanente. A medida que Gillevinia straata u otro microorganismo consume una parte, esta parte de líquido es reemplazada por agua líquida que la sustituye, proveniente de la acción de las fuerzas de van der Waals en la interfaz, aunque el microrganismo (un jakobia, no una bacteria; las bacterias son una clase terrestre de organismos) realice su metabolismo a temperaturas muy por debajo del punto de congelación del agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: